Armonía Interior

La práctica del Tai Chi es una de las más antiguas. Junto con el Yoga , se confunden entre las disciplinas relacionadas con la salud y el desarrollo espiritual.

Según la antigua tradición china  Tai Chi es “movimiento”. En él está contenido la Dualidad, es decir la ley de los opuestos complementarios que se resumen en lo Uno. El aspecto femenino, pasivo, oculto, retraído o “ying” y el aspecto masculino, activo, visible, expansivo o “yang”.

Este movimiento es la búsqueda continua del equilibrio pasando de lo lleno a lo vacío y de lo vacío a lo lleno. Esto se expresa claramente cada vez que el peso corporal que descansa sobre una pierna pasa rítmica y gradualmente hacia la otra y luego vuelve sobre la primera.

Los movimientos, suaves y armónicos, permiten vitalizar el cuerpo y desarrollar una tonicidad general apropiada. No hay riesgos de lesiones por exceso de esfuerzo ni acciones violentas, logrando de esta manera un fortalecimiento general, sin tensiones.

La Vía de las Artes Marciales se asienta por completo en la idea que el trabajo consciente con el cuerpo, es también una forma de meditación. El cuerpo puede servir de receptáculo a una energía que obrará en el interior y realizará una maravillosa alquimia. De esta manera, todo esfuerzo en la profundización de este arte brinda una armonía interior que lleva a la serenidad del alma.

La combinación esa armonía interna, junto a la relajación del cuerpo y una adecuada respiración en los movimientos, es la llave del Chi.

Pedí tu clase de prueba

Una respuesta a «Armonía Interior»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *